Entre barro y color: Retrospectiva de Bernardo Hogan

Entre barro y color: Retrospectiva de Bernardo Hogan

“La cerámica es el lenguaje constante de todos los tiempos”.

-Bernardo Hogan

Uno de los mejores placeres es llegar a una apertura a la cual desconozcas del artista y su obra. La predisposición de experimentar arte al entrar a un museo o galería, se desdibujó en esta ocasión. Varios colegas me hablaron de la exhibición retrospectiva de Bernardo Hogan y su importancia en la cerámica nacional, pero mi mente no alcanzó la imaginación necesaria para visualizar su obra. Este escrito lo presento como una estudiante entusiasta del arte pero desconocedora de la alfarería, como una espectadora cautivada con la obra de un artista sumamente especial para la plástica de Puerto Rico.

Bernardo Hogan, un genial artista de la cerámica, nació en Arrecifes al norte de Buenos Aires, Argentina. Un día decidió venir a Puerto Rico para quedarse junto a su esposa Susana Espinosa, pilar de inspiración para Hogan. En 1968 Bernardo Hogan, artista autodidacta, comienza a colaborar en el taller de su esposa mientras busca un lenguaje propio. Formó y sigue siendo partícipe de la institución cultural Casa Candina, la cual en 1980 inicia su labor pedagógica y de divulgación de la cerámica contemporánea en Puerto Rico. Este artista se interesó sobretodo en el material y sus diversos compuestos, minerales y formas en las cuales moldearlo. La alfarería y creación se volvieron su obsesión y eventualmente su profesión.

Su exhibición retrospectiva en el Museo de San Juan recoge un grupo de vasijas distintivas de su estilo, seleccionadas dentro de una cantidad amplia de obras moldeadas a lo largo de medio siglo de vida. Las piezas se dividen en grupos definidos por diez etapas de su evolución artística. El curador de la muestra, José David Miranda, logró crear un espacio limpio y claro donde las piezas parecieran desafiar las leyes de gravedad. Los altos y bajos de los estantes color blanco que sostienen las vasijas crean una melodía suave y confortante en la sala José Campeche. Colores vibrantes resaltan de las vasijas de diversos tamaños y texturas. A simple vista se aprecian objetos de formas desafiantes y monocromáticas. Da inicio la exhibición con una vasija del artista en colaboración con la artista con mayor importancia en la trayectoria de Hogan, su esposa Susana Espinosa. Unas vasijas de color azul muy claro con decoraciones hechas por Espinosa son la introducción a un anaquel con vasijas color crema y de tonalidades claras con semblanza a cascarones, como representando el inicio.

2.jpg

Cada conjunto de vasijas estaba agrupado por colores, texturas y formas. Desde vasijas aladas a cubiertas, de planchadas a trasladadas, la variedad de técnicas era sorprendente. A cada instante me preguntaba sobre la creación de las mismas, sin dejar de admirar el impacto que hacían en mí. Las texturas de las vasijas son un claro recordatorio del interés del artista por el material. Está evidenciado en cada pieza su amor por el barro y sus posibilidades. Entre las texturas de las piezas y la limpieza de sus bases, percibía un baile entre lo moderno y lo rústico, la luz y la tierra, el interés en la naturaleza.  Del centro de la sala en adelante, se puede apreciar una evolución hacia técnicas más experimentales y brillantes que las vasijas del inicio y el final.

3

La paz que se percibe a través de las piezas es reflejo de la humildad de este artista. Un video en la sala muestra a Bernardo Hogan explicando un poco de su obra, el amor que siente hacia su trabajo y su manera para siempre estar feliz. El temple con el cual se expresa es espejo de su sencillez que transmite a las piezas. Esta exhibición es de esas que te hacen escapar de la realidad, que te hacen apreciar cada mínimo detalle, y hará que regreses a verla nuevamente. La sala José Campeche en el Museo de San Juan no siempre está abierta a pesar del horario del museo. Debido a la inminente crisis por la cual atraviesa el país, los recortes de fondos a la cultura y quizás el poco personal, hace que esta sala ocasionalmente esté cerrada. Mi recomendación es la siguiente: accedan al horario del Museo de San Juan para visitas, y si al llegar la sala se encuentra cerrada, soliciten ayuda y a algún personal que los pueda atender para ver esta maravillosa muestra, la cual no merece estar bajo llave. Exhorto a todas y todos a que asistan a esta exhibición que de seguro les dará mucho color y vida.

4

 

 

 

Referencias:

Expósito, Daniel. Más allá de la vasija: La cerámica de Bernardo Hogan a través de sus exposiciones (1984-2005).  Laboratorio de Arte. (2016)

https://www.elnuevodia.com/entretenimiento/cultura/nota/inauguranunaretrospectivadelceramistabernardohogan-2332181/

www.casacandina.org

http://www.mapr.org/es/museo/proa/artista/hogan-bernardo

 

Por: Clara I. Díaz Maldonado

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s